Powered by:

Revistas de Bolivia

Publicidad Gratuita

Advertise in Indexmedico

El tiempo en las diferentes culturas

Antonio Dubravcic Luksic 
Editor Revista del Instituto Médico "Sucre" (Bolivia) 
E.Mail: dubra@mara.scr.entelnet.bo 

Introducción

 Para referirnos al tiempo, consideramos oportuno remitirnos a la Biblia, que trata del hombre sencillamente como tal sin recurrir a adjetivos de ninguna naturaleza. "El Libro de los Libros", dice David Ben Gurión, comienza con la historia del primer hombre, que no era más que eso: sencillamente hombre. 

De esa manera, la Biblia puede considerarse como la tradición y la historia del planeta Tierra y de la humanidad que lo habita. Eclesiastés 2.3, nos relata de que en este mundo todo tiene su tiempo y todo lo que hay debajo del cielo pasa en el término que se ha prescrito. 

Un tiempo para nacer y un tiempo para morir, Un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado. Un tiempo para destruir, y un tiempo para construir. Un tiempo para el amor, y un tiempo para el odio. Un momento para callar, y un momento para hablar. 

Atrás

A través de la historia, el hombre ha buscado una definición del tiempo, ha tratado de responder algunas preguntas: ¿existe en realidad?. ¿Cuál es su forma?. ¿Es constante y eterno, o bien, cambiante y efímero?. Platón en sus diálogos dice que el tiempo es la imagen de la Eternidad, el tiempo es tanto una idea abstracta, como una realidad de la vida. 

El hombre primitivo, consideraba la vida como el Gran Tiempo, un instante eterno, en el cuál coexisten el pasado, el presente y futuro. Para el hombre primitivo, el tiempo era una sucesión confusa de días y noches, no obstante de ello, advertía la existencia de fenómenos de carácter cíclico... la luna cambiaba su forma... el sol y la luna, establecieron con sus movimientos aparentes, puntos de referencia para medir el tiempo. 

Uno de los primeros instrumentos utilizados en la antigüedad fue el gnomon, una varilla clavada en el piso, cuyos cambios en su sombra determinaba el desplazamiento del sol en su ciclo diario. Es imposible determinar cuando se descubrió que el movimiento aparente del sol se ajustaba a un ciclo temporal, desde luego que este fue el primer hallazgo científico del hombre. 

En este descubrimiento emplearon un punto de observación; tras comprobar que el sol no salía siempre por el mismo punto, fueron señalando por medio de estacas, la salida diaria del sol, al cabo de un tiempo, las estacas demostraron que después de 365 marcas, el sol volvía a salir por el mismo punto, ello dio origen al período de un año de 365 días. Algo similar a lo mencionado, es el monumento megalítico de Stonehenge (al sur de Inglaterra), que constituye el mayor calendario del mundo, fue construido aproximadamente 2.500 años antes de nuestra Era.

Atrás

Concepto del tiempo en las diferentes culturas

El desarrollo de la civilización motivó la adopción de unidades regulares para medir el tiempo. En Egipto, cuatro milenios antes de Cristo se conocía el año solar de 365 días, con 12 meses de 30 días y 5 complementarios. 

El inicio del año estaba determinado por la primera aparición en el amanecer de la estrella Sirius, este acontecimiento coincidía ordinariamente con la crecida del río Nilo. Babilonia, 500 años a de C. el astrónomo Naburiano, calculó la duración de un año en trescientos sesenta y cinco días, seis horas y quince minutos. De Babilonia hemos heredado la semana de siete días, la hora de sesenta minutos, y el minuto de sesenta segundos, desde luego tenían formas ingeniosas para realizar esos cálculos, convirtiendo la sombra de las estacas en grados, minutos y segundos de ángulo, y también utilizando Clepsidras (relojes de agua), graduando el orificio de tal forma que gotease determinado número de gotas por día. 

Los griegos, establecieron el año 776 a. de C. un calendario luni-solar que contaba con 12 meses de 29 y 30 días alternativamente. El filósofo griego Heráclito, afirmaba que toda la existencia constituye un flujo en movimiento y decía: " No puedes bañarte dos veces en el mismo río, pues las aguas que fluyen sobre ti son siempre nuevas". El tiempo es representado como un río, donde todo se halla sometido a un proceso de cambio en el instante en que es percibido. 

En Roma el año luni-solar, constaba de 10 meses lunares, los meses estaban dedicados a sus dioses: así Enero a Janus, el dios de dos caras, una mira hacia el futuro y la otra hacia el pasado. Febrero a Febo, el dios sol, Marzo a Marte, dios de la guerra, Abril por el comienzo de la primavera. El origen de Mayo es incierto, posiblemente deriva de Maia diosa de la primavera, Junio por el dios Juno, dedicado a los jóvenes. Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre, como indican sus raíces, correspondían al séptimo, octavo, noveno y décimo mes. 

En el antiguo calendario romano al séptimo mes se denomino Julio en honor a Julio Cesar. En el año 45 a. de C. Julio Cesar, decidió corregir los errores del antiguo calendario romano y encargo al astrónomo egipcio Sosigenes de Alejandría, la confección de un nuevo calendario introduciendo un día más cada cuatro años (año bisiesto), los meses de abril, junio, septiembre y noviembre tendrían 30 días. 

Enero, marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre con 31 días y febrero con 28 días, cada cuatro años, se duplicaría el 24, al que se conocía como el "Sextus calendas martias" (que significa sexto día antes de marzo). El calendario judío es de tipo luni-solar, según Samuel, tiene su origen en la creación del mundo, corresponde al año 3761 antes de Cristo, comienza con la conmemoración de la salida de Egipto.

Actualmente el calendario judío corresponde al año 5760. Para calcular a que año corresponde al calendario judío, se suma 3761 + el año civil en curso. Los 7 días de la Creación marcan la unidad básica del calendario hebreo, que culmina con el Shabat, los días comienzan con la puesta del sol y terminan al anochecer siguiente.

El calendario Musulmán, tiene su origen en Hégira, lo que significa la huida de Mahoma de la Meca a Medina en el año 622 de la era Cristiana, consta de 12 meses lunares de 29 y días alternativamente. La palabra Almanaque deriva del árabe Al-amanach o "circulo de los meses" o calendario. 

En China el conocimiento de la astronomía se remonta al siglo IX a. de C. lamentablemente en el año 230 a. de nuestra Era, un emperador destruyó los textos antiguos, en los pocos textos que se salvaron, aparecen descripciones como el Solsticio de Invierno. El calendario era lunar y el año se hallaba dividido en 12 partes, comenzaba el día del Solsticio de Invierno.

Los Mayas en el tercer milenio a.C., tuvieron un desarrollo astronómico polifacético, muchas de sus observaciones han llegado hasta nuestros días, por ejemplo un eclipse lunar del 15 de febrero de 3379 a.C.. Conocían con exactitud la posición de los planetas, y la periodicidad de los eclipses. El Calendario Maya comienza con el día cero, que de acuerdo al cómputo del tiempo correspondería al 8 de junio de 8498. El año maya comprendía 365 días. 

Los Aztecas tenían dos calendarios, uno de ellos determinaba sus ceremonias religiosas. El más importante, llamado Tonalpohualli, que ha sido encontrado tallado en una gran piedra, que se conserva en el Museo Nacional de México. Consiste en la unión de una serie de veinte signos, con otra serie de 13 números, la combinación de ambas series proporciona 260 días. 

 planetas con admirable exactitud, las anotaciones en los quipus (cordeles con nudos) marcaban los días del calendario, que consistía en un año solar de 365 días. 

Atrás

Calendario Gregoriano

El Papa Gregorio XIII introdujo el calendario que lleva su nombre, reunió a los mejores astrónomos de la época, los cuales establecieron que en el Calendario Juliano, se presentaba un desfase de 11 días, el equinoccio de primavera caía el 11 de marzo en lugar del 21 de marzo y la Iglesia Católica enfrentaba una creciente confusión para determinar fechas como la Semana Santa. 

Eventualmente como resultado del Concilio de Trento (1545-1563) se encomendó al Papa hacer las reformas necesarias al calendario, en el mes de octubre de 1582 el Papa Gregorio XIII literalmente descontó diez días con el fin de restaurar el equinoccio de primavera a la fecha correspondiente. Al abolir 10 días, del jueves 4 de octubre que correspondía al Calendario Juliano se paso al día siguiente viernes 15 de octubre, dando origen al primer día del Calendario Gregoriano. 

Este cambio, suscitó algunas curiosidades, por ejemplo los dos exponentes más importantes de la Literatura Castellana e Inglesa: Don Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare murieron en la misma fecha. pero con diez días de diferencia (Inglaterra no adopto del Calendario Gregoriano hasta el año de 1752. Santa Teresa de Jesús murió el 4 de octubre de 1582, le dieron sepultura al día siguiente el 15 de octubre de 1582. El Calendario Gregoriano, que es el que utilizamos actualmente, tiene un error de un día cada 3.000 años. 

Atrás

El tiempo y el espacio

Sir Isaac Newton, concibió una teoría, según la cual tanto el espacio como el tiempo constituían propiedades absolutas, equivalentes a centros nuevos para universos constantes; la teoría de Newton sobre el tiempo y espacio absolutos, fue aceptada sin discusiones, sin ser puesta en tela de juicio durante 200 años; le correspondió a Albert Einstein contravenir esa teoría, enunciando que el espacio se contrae con la velocidad y que debido al mismo efecto, el tiempo se hace más lento; el tiempo y el espacio constituyen dos elementos de un universo con cuatro dimensiones. 

Los conceptos planteados por Einstein en la teoría de la relatividad, constituyen la base del desarrollo de la era espacial, el día que los cohetes alcancen la velocidad de la luz, las limitaciones temporales del universo quedarán anuladas, de esa manera se establecerá que un viaje a la estrella Sirio de 18 años, podrá efectuarse en un día. Con el desarrollo de la tecnología, se descubrió que un cristal de cuarzo vibra con una frecuencia de 16.000 a 30.000 ciclos por segundo; en 1948 se construyó el primer reloj atómico, con un margen de error de diez mil millonésima de segundo, lo que equivale un error de un segundo cada 300 años. 

Los científicos alemanes han construido un Superreloj CS1, de cesio, con un peso de una tonelada, durante un año de funcionamiento, ha permitido calcular que tiene un error de un segundo cada treinta millones de años. Su funcionamiento se halla relacionado con la Escala Coordinada del Tiempo Mundial, su sincronización perfecta en el ámbito internacional, es indispensable para las redes de noticias, mediciones de la tierra efectuadas a gran distancia para todo tipo de orientación tanto en la aviación como en la navegación.

 Atrás

El tiempo en la Literatura

En la literatura el concepto del tiempo ha sido motivo de permanente especulación. Dante, imagina emprender un viaje por los fantásticos ambientes que se ofrecen para el alma humana, lejos de la vida terrenal, citando pasajes anteriores a su vida y profetizando acontecimientos como el descubrimiento de nuevas tierras en occidente. Goethe, describe a Fausto vendiendo su alma a Mefistófeles a cambio de revivir su pasado. 

Así podríamos mencionar innumerables obras de la literatura mundial que tienen como argumento fundamental el tiempo y el espacio: Julio Verne en "20.000 leguas de viaje submarino". H.G. Wells en su obra "La máquina del tiempo", que cautivo la imaginación con el lanzamiento de su viajero en el tiempo. Jorge Luis Borges, vivió fascinado con el concepto del tiempo. 

Borges define: "El tiempo es la sustancia de que estoy hecho, el tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; él es el tigre que me destroza, pero yo soy el tigre. Es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego". Borges resume el concepto del tiempo en un solo momento "el momento en que el hombre sabe para siempre quién es". 

El tiempo físico y el tiempo biológico

Desde el punto de vista biológico, todos los ritmos naturales que afectan la vida del hombre, se hallan regulados por el tiempo. 

La duración del hombre, al igual que su estatura, varía según la unidad que se utiliza para medirla, la vida del hombre se mide valiéndose los movimientos de las agujas del reloj. Para el reloj que mide el día de un niño, es igual al de sus padres, pero en realidad esas 24 horas representan una fracción muy pequeña en la futura vida del niño, y una fracción muy grande en la vida de sus padres, de esa manera el valor del tiempo físico varía según miremos el pasado o el futuro. Al describir un tiempo físico, necesariamente debemos referirnos a un tiempo fisiológico. Este se halla presente en todos los niveles fisiológicos del universo, ya sea en el soma de una célula o en el mismo hombre. 

El tiempo fisiológico depende de las modificaciones del medio y la respuesta de los seres a esas modificaciones. 

El tiempo fisiológico difiere del tiempo físico, por que no tiene la precisión de un reloj. La relación que existe entre el tiempo físico y el fisiológico es comparado por Alexis Carrel "Como un ancho río que corre por la llanura. En los albores de la vida, el hombre corre alegremente a lo largo de la orilla, va más deprisa que la corriente. Hacia el medio día su marcha disminuye, las aguas se deslizan con tanta rapidez como su paso. Al anochecer, el hombre está fatigado, la corriente continúa con su flujo. 

El hombre se queda atrás, luego se detiene y cae para siempre, el río sigue su curso inexorable". En realidad, el río nunca ha acelerado su marcha, sólo se tiene esa ilusión al retardo progresivo de nuestro paso. Cada uno de nosotros es el hombre que corre a lo largo de la orilla del río y ve pasar las aguas del tiempo físico. Sucre, enero del 2000.

Atrás


Tiene el placer de anunciar la apertura a inscripción para el 2º Simposio Internacional Anual y Programa de Entrenamiento sobre el uso de hCG para el Tratamiento de la Obesidad y Morbilidades Asociadas. Click aquí..

 

Nuestro nuevo sitio completamente actualizado sobre el uso de la Gonadotrofina Coriónica
para el tratamiento de la obesidad

http://oralhcg.com

Nuestro sitio anterior

Investigación y capacitación en el método de hCG (Gonadotrofina Coriónica) oral para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso


Condiciones de Uso

  Inicio | Autorizaciones | Biblioteca | Búsqueda en Indexmedico | Artículos interesantes para profesionales | AyudaContenido para profesionales| Ediciones para profesionales | Ediciones para el público | Foro de discusión | Hospitales de Iberoamérica | Indexmedico JournalAcerca de Indexmedico  | Inscripción - Profesionales | Inscripción - Público | Journals | Medline | Opinión - Profesionales Opinión - Público | Publicidad |  RevistasServicios de Contenido | Sobrepeso |

Para consultas y comentarios


Copyright © 1994-2007 Indexmedico e InterSol, Inc. - Todos los derechos reservados.
Revisado:01/07/2008